Música y Coaching con Peter Hollens

Hace poco tiempo una amiga me enseñó un video a Peter Hollens y quedé impresionada. Este chico canta «a cappella», crea música únicamente a través de su voz, hace todas las voces y monta él los vídeos. El resultado es espectacular.

Como me encanta, le he pedido a Google que me cuente cosas sobre él y he descubierto que es de Oregón y que tiene una licenciatura de Música en interpretación vocal.

Me imaginé que, posiblemente, los principios de este chico no fueron fáciles. Estoy segura de que más de uno le dijo que eso de cantar «a cappella» estaba pasado de moda, que la industria de la música estaba en crisis, que lo que quería hacer no tenia ningún futuro y quién sabe cuántas cosas más.

Es probable que, cuando el joven Peter les decía que quería cantar, que lo haría sin instrumentos, que el mismo montaría los vídeos y los colgaría de Youtube, sus vecinos de Oregón  le miraran como si estuviera loco. Pero Peter decidió arriesgar por su idea, perseverar, dejarse llevar por su intuición, hacer aquello que le apasionaba y tomar sus propias decisiones.

Hay cuatro preguntas que Peter Hollens respondería sin dudar:

  • ¿Qué se me da bien?
  • ¿Qué me apasiona?
  • ¿Qué quiero hacer?
  • ¿Cómo lo haré?

Y tú, ¿sabes la respuesta a estas preguntas?

Te dejo a continuación uno de sus fantásticos vídeos.

Coaching con la Teoría X e Y de McGregor

Por: Marco Alioli aKa Marcus :D

Por: Marco Alioli aKa Marcus 😀

«El lenguaje es generativo. El lenguaje no sólo nos permite hablar ‘sobre’ las cosas: hace que ellas sucedan. Por lo tanto, el lenguaje es acción, es generativo: crea realidades.»  Ontología_del_lenguaje

Douglas McGregor, creador de la teoría X e Y dice que existen dos formas excluyentes de percibir el comportamiento humano, las cuales dan lugar a teorías contrapuestas de dirección de personas.

La teoría X dice que las personas solo actúan frente amenazas. La teoría Y se basa en el principio de que la gente quiere y necesita trabajar.

Si buscas trabajar lo menos posible, no tienes ambición, esquivas las responsabilidades, te resistes al cambio y no haces nada, a menos que te veas obligado a hacerlo, justificarías la necesidad del modelo de gestión basado en la teoría X.

Por el contrario, si consideras el trabajo como algo natural, deseas cumplir con los objetivos que se te confían, quieres asumir responsabilidades, lograr objetivos para la organización para la que trabajas y buscas el reconocimiento por tu esfuerzo y tu trabajo, entonces encajarías en el modelo de gestión basado en la teoría Y.

Cuando pienso en un joven que empieza su carrera profesional, veo claramente la teoría Y. El primer día de trabajo, y más en las circunstancias actuales, supone para muchos jóvenes uno de los grandes momentos de su vida. Yo misma recuerdo la ilusión, los nervios y las ganas con las que afronté mi primer trabajo.

Por otro lado, escuchando la apatía y la frustración de algunas personas después de un puñado de desengaños profesionales, no me cuesta entender por qué los líderes de determinadas organizaciones utilizan métodos de dirección de personas basados en la teoría X, a la vez que me pregunto si estas personas son causa o consecuencia de este modelo.

Yo me identifico completamente con la teoría Y. De hecho, el coaching solo puede ser entendido desde el prisma de la teoría Y.

El coaching consiste en una relación profesional continuada, que ayuda a obtener resultados extraordinarios mediante un proceso por el que el cliente profundiza en su conocimiento, aumenta su rendimiento y mejora su calidad de vida. Para ello, se hace evidente la necesidad de tratar a las personas con respeto, crear espacios para el desarrollo y dar libertad, ya que todos estos son requisitos indispensables para  que las personas actúen con responsabilidad y consigan esos resultados extraordinarios.

Con amenazas también se consiguen resultados pero son mediocres y poco duraderos. Además, creo que los jóvenes reaccionan especialmente mal bajo un modelo de dirección de personas basado en la teoría X.

Incluso aunque parezca que una persona tan solo responde a las amenazas, sigue siendo válida la afirmación de Goethe «si se trata a un hombre como lo que es, seguirá siendo lo que es; si se trata a un hombre como él puede y debe ser, llegará a ser lo que puede y debe ser».

¿Qué opinas? ¿Cómo prefieres que te traten? ¿Cuál piensas que es la mejor forma de tratar a otros?