La Contribución de Santiago García al Coaching para Jóvenes

SantiEs un lujo retomar esta sección con Santi García. Hace tiempo que le sigo, tanto en twitter como en su blog, y recientemente tuve el placer de conocerle en persona. Sonriente, amable y vital, me pareció una persona que no se rinde fácilmente cuando tiene frente a él un reto por el que vale la pena luchar y sospecho que no me equivoco, ya que entre sus aficiones están el montañismo y correr maratones.

Santiago García cuenta con una trayectoria profesional impresionante que incluye desde puestos directivos hasta la creación de empresas. Curioso e innovador, sigue muy de cerca, desde hace tiempo, las últimas tendencias que están cambiando el mundo y recientemente ha publicado, junto a Jordi Serrano, “El ocaso del empleo. Cómo sobrevivir en el futuro del trabajo”, un libro de muy recomendable lectura para todos y esencial para que los jóvenes entiendan el nuevo escenario laboral y tomen decisiones acertadas en este nuevo paradigma profesional en el que nos encontramos.

Sin más, te dejo con las respuestas de Santi a las tres clásicas preguntas de esta sección.

1) ¿Qué pregunta, o preguntas, te habrían ayudado a tomar mejores decisiones en el aspecto personal cuando eras joven?

Por un lado, algunas que me hubiesen ayudado a cuestionarme el pensamiento dominante en mi grupo. Por ejemplo: ¿cuáles son los verdaderos motivos por los que estoy tomando esta decisión?, ¿qué otras alternativas tengo?, ¿estoy siendo yo mismo o me estoy dejando llevar por el grupo? …
Por otro, preguntas que me hubieran hecho tener más en cuenta la opinión de personas interesadas en ayudarme. Como por ejemplo:¿quién me puede ayudar a tomar una mejor decisión?, ¿por qué no le escuchas?, ¿por qué no le preguntas? …

2) ¿Qué pregunta, o preguntas, te habrían ayudado a tomar mejores decisiones en el aspecto profesional cuando eras joven?

Destacaría tres preguntas:

  1. ¿En qué tipo de trabajo seré feliz?
  2. ¿Estoy haciendo / he hecho todo lo que está en mi mano para conseguir un trabajo así?
  3. Si no lo he hecho, ¿de qué narices me quejo?

3) ¿Cuáles son, según tu opinión y experiencia, las claves del éxito profesional y/o personal que debería tener en cuenta un joven?

A un joven le aconsejaría que reflexione sobre qué cosas son las que hace mejor y qué cosas son las que más le gusta hacer, para que luego le resulte más fácil identificar cuál es su «elemento», como diría Sir Ken Robinson. Para ello, también le aconsejaría que dedique tiempo a investigar qué oportunidades pueden estar ocultas ahí afuera, para que se le escapen las menos posibles. Que cuide desde joven su capital relacional, que más adelante le puede ser de mucha ayuda. Y que vigile el «tatuaje digital» que pueda estar dibujando sobre su persona con su comportamiento en la Red.

Pero, sobre todo, le aconsejaría que invierta en adaptabilidad, buscando o provocando situaciones que le saquen de su zona de confort, abriéndose a nuevas experiencias y a diferentes puntos de vista, y cultivando el pensamiento crítico, que tanto necesitan hoy en día las organizaciones.

Muchas gracias, Santi  🙂

Coaching sencillo para resolver problemas complejos

por: lumaxart

«–¡Quieres dejarte de ritmos y escucharme!, aquí hay que usar la astucia y no la fuerza bruta.

–Tú lo has dicho viejo, y a mí de las dos me sobra»  El libro de la selva (Quiero ser como tú)

El pensamiento sistémico ayuda a entender y resolver los problemas que tienen lugar en las organizaciones, pero conviene tener cuidado, porque un grupo de personas no siempre es un sistema.

Se trata de un sistema cuando los roles que juegan las personas influyen en el funcionamiento del mismo; cuando si se quita o añade alguna persona el resultado cambia; cuando las personas están conectadas y trabajan juntas. En definitiva, cuando las personas están interconectadas formando un todo.

Se habla de equipos y de redes, que no dejan de ser grupos de personas. Tanto en uno como en otro caso, puede existir o no un sistema.

En ocasiones se hacen grandes esfuerzos para intentar obtener resultados distintos en un sistema sin conseguirlo, porque para obtener cambios en un sistema es recomendable  averiguar y eliminar aquello que impide que el sistema funcione como nosotros queremos. El pensamiento sistémico nos dice que podemos conseguir grandes cambios con mínimo esfuerzo si conocemos el punto de palanca.

Si quieres averiguar las causas y la estructura de cualquier problema, puedes hacerte estas preguntas:

  1. ¿Qué quiero?
  2. ¿Qué tengo?
  3. ¿Qué impide que tenga lo que quiero?
  4. ¿De qué forma se mantiene el problema?
  5. ¿Qué estoy haciendo para mantener el problema?
  6. ¿Qué resultados he tenido hasta ahora?
  7. ¿Qué he aprendido de ellos?

Para averiguar los modelos mentales que forman parte del sistema, podrías preguntarte:

  1. ¿Cuáles son mis premisas sobre al sistema?
  2. ¿Cuáles son mis suposiciones respecto a las personas que participan en el sistema?

El Coaching nos permite ganar conciencia sobre la situación. Responder a estas preguntas nos proporciona información sobre los cambios que podemos introducir en el sistema para obtener los resultados deseados.

Usar tu inteligencia, pararte y reflexionar y conocer cómo funciona el sistema, pueden ahorrarte mucho esfuerzo y ayudarte a conseguir de forma sencilla el cambio que deseas.

¿Quieres ser más inteligente?

Aunque es evidente que la inteligencia innata existe, a día de hoy sabemos que nuestro cerebro, el órgano responsable del aprendizaje, se adapta a tu actividad y cambia su estructura. Descubrir la plasticidad cerebral nos ha confirmado que tenemos la posibilidad de ser más inteligentes. Pero, ¿qué es ser más inteligente?

A día de hoy tenemos múltiples modelos que tratan de explicar lo que es la inteligencia. Para mí, los más significativos son cuatro:

  • El más tradicional, asociado al conocimiento, que podemos definir como la capacidad de entender, asimilar, elaborar información y utilizarla para resolver problemas
  • El concepto de inteligencia emocional, como la capacidad para gestionar nuestro instinto y nuestras emociones para que estén en sintonía con nuestro pensamiento, y además identificar y comprender los pensamientos y los sentimientos de los demás.
  • El modelo de Howard Gardner de las inteligencias múltiples que nos dice que cada persona tiene por lo menos ocho inteligencias y desarrolla unas más que otras.
  • Y la inteligencia ejecutiva de José Antonio Marina: como aquella capacidad que nos permite saber dirigirnos hacia el lugar correcto y conseguir metas a largo plazo.

Personalmente tengo una visión integradora de todas ellas y, además, entiendo que todas ellas deben estar presentes en un proceso de coaching.

Iré repasando cada una de ellas desde el prisma del coaching:

  1. Inteligencia como capacidad para resolver problemas. Una de las misiones del coach es desafiar y retar para buscar nuevos comportamientos y acciones. El coach está retando tu inteligencia cada vez que te pregunta: ¿Y de que otra manera puedes hacerlo? ¿Qué vas a hacer para solucionar esa situación? ¿Cómo vas a averiguar lo que necesitas saber? ¿Cómo quieres aclarar esta situación?…
  2. La inteligencia emocional entra en juego cuando tu coach te anima y explora para que expreses tus sentimientos y emociones haciendo preguntas del tipo: ¿Qué tipo de sensaciones físicas experimentas en esa situación? ¿Cómo te sientes cuando….? ¿Qué intención positiva tiene esa emoción? ¿Qué emoción quieres tener y en qué situaciones aparece dicha emoción?….
  3. El modelo de Howard Gardner está presente en la filosofía del coaching, ya que trabajamos desde la individualidad. Nuestra materia para trabajar son tus cualidades y te animamos a expresar todo tu potencial desde aquello que te hace sentir bienestar.
  4. Y, por último, el concepto de inteligencia ejecutiva. El desarrollo, en concreto, de esta inteligencia es para mí uno de los principales beneficios de cualquier programa de coaching para jóvenes, aunque es evidente que es importante para todos. El coach desarrolla la inteligencia ejecutiva porque, mientras consigues tus resultados, aprendes la forma de llevar a cabo tus proyectos y tomas conciencia de las consecuencias de dirigir correctamente tu comportamiento. Y esto lo conseguimos, principalmente:
    • Haciendo preguntas que te lleven a desarrollar tu capacidad para definir correctamente los objetivos
    • Indagando, desarrollando y descubriendo tus recursos
    • Buscando el aprendizaje, tanto en la toma de decisiones como en las estrategias que te permiten obtener resultados
    • Preguntándote para que tomes conciencia de cuando has conseguido tus objetivos
    • Enfrentándote con tus valores y tu propósito para que puedas decidir si tus metas han dejado de tener sentido
    • Gestionando el progreso y la responsabilidad

Tener una mayor conciencia sobre nosotros mismos, nuestros valores y «nuestro elemento» son muy importantes pero todo puede quedar en una ilusión si no somos capaces de saber cómo conseguir resultados a medio y largo plazo.

Qué te dice la PNL sobre tus proyectos

En la guerra, como en el amor, para llegar al objetivo es preciso aproximarse. Napoleón Bonaparte

Todas las personas utilizamos filtros para escoger, estructurar y organizar de manera interna la información proveniente del exterior. En PNL a esos filtros los llamamos Metaprogramas. Conocer los metaprogramas nos permiten distinguir estilos de comportamientocomunicar mejor, motivar y desarrollar el potencial de otras personas. Son muchísimos los metaprogramas, pero hay uno que personalmente me parece critico tanto para el coaching como para liderar personas. Es el llamado Afrontar/Eludir porque, si conoces la forma en la que las personas se enfrentan a sus problemas, podrás ayudarles a conseguir sus objetivos.

  1. Si eres una persona de Afrontar enfocaras tu atención en lo que deseas sin prestar demasiada atención a los inconvenientes y te motivas con la visión del resultado. La mayoría de los vídeos motivacionales, la publicidad y los discursos de los políticos están pensados para este tipo de personas
  2. Si eres una persona de Eludir te centraras en prevenir las dificultades, necesitas tener controlada la situación, analizar los riesgos y estarás motivado cuando conozcas los inconvenientes de no conseguir tus objetivos. Si eres de este tipo de personas te concentraras en los problemas que hay que eludir antes de ilusionarte con lo que lograras si consigues tu objetivo

Es muy probable que generes rechazo en una persona con un marcado estilo Eludir  si le ofreces la visión del logro sin antes darle la opción para analizar la situación. Pensará que estás  soñando, que eres infantil o manipulador, y que de los deseos a las realidades siempre hay múltiples aspectos que hay que analizar antes de celebrar la victoria.

Aunque yo diría que los jóvenes , en su mayoría, utilizan metaprograma Afrontar, es decir, se motivan sintiendo que consiguen su objetivo, identificando lo que desean, teniendo una visión clara de hacia dónde quieren ir e imaginando que se hacen realidad sus deseos. También he conocido jóvenes, de metaprograma Eludir, que preferían analizar en profundidad todos y cada uno de los posibles problemas o dificultades con las que se podría encontrar antes de ponerse en movimiento.

Siempre que hablamos de metaprogramas hay que tener en cuenta que, entre el blanco y el negro hay toda una gama de grises, que no todos somos iguales, que todas las visiones son útiles y que es frecuente que utilicemos diferentes metaprogramas para diferentes entornos. Cada uno de nosotros tenemos nuestra propia forma de motivarnos, un metaprograma preferente, pero complementar los dos estilos puede ampliar nuestra percepción del mundo y aumentar  las posibilidades de conseguir nuestros objetivos.

¿Qué tipo de metaprograma crees que es el preferente de esta chica?

El Trabajo: Cambiando Creencias

“Si no cambias la creencia de la gente de que puede influir en su futuro, nada de lo que hagas servirá”. Mwalimu Musheshe

La creencia de que no podemos influir en nuestro futuro se propaga, como si se tratara de un virus, afectando a jóvenes y no tan jóvenes. Recortes y malas noticias, han hecho que muchas personas piensen que su situación profesional no dependa de ellos sino de la coyuntura actual y del azar.

El trabajo del coach, entre otras cosas, ayuda a cambiar creencias que pueden estar impidiendo que las personas muestren su talento. Una técnica, desde mi punto de vista, muy eficaz para el cambio de creencias es «The Work», de Byron Katie.

Aplicar «The Work» consiste en utilizar cuatro preguntas y las sub-preguntas apropiadas. Os dejo un breve ejemplo con la creencia: » No puedo influir en mi futuro»

1. ¿Es verdad que no puedes influir en tu futuro?

  • Si la respuesta es, continuas con la pregunta número 2
  • Si la respuesta es NO, continuas con la pregunta número 3

2. ¿Puedes saber que es verdad con absoluta certeza que no puedes influir en tu futuro?

3. ¿Cómo reaccionas, qué sucede, cuando crees que no puedes influir en tu futuro?
Algunas sub-preguntas podrían ser:

  • ¿Qué emociones trae el que creas que no puedes influir en tu futuro?
  • ¿Qué imágenes futuras ves cuando crees en este pensamiento?
  • ¿Qué sientes físicamente cuando crees que no puedes influir en tu futuro?
  • ¿Cómo te comportas cuando piensas que no puedes influir en tu futuro?
  • ¿Quién eres cuando piensas que no puedes influir en tu futuro?
  • ¿Quién serías sin el pensamiento de que no puedes influir en tu futuro?

4. ¿Quién serías sin el pensamiento de que no puedes influir en tu futuro?

  • Contempla, usando tu imaginación, quien eres, que sucede, qué ves,qué haces, qué dices y qué te dicen sin el pensamiento de que no puedes influir en tu futuro.

Invierte el pensamiento

1´. ¿Es verdad que puedes influir en tu futuro?

  • Si la respuesta es Sí, continuas con la pregunta número 2´
  • Si la respuesta es NO, continuas con la pregunta número 3´

2´. ¿Puedes saber que es verdad con absoluta certeza que puedes influir en tu futuro?

3´. ¿Cómo reaccionas, qué sucede, cuando crees que puedes influir en tu futuro?
Algunas sub-preguntas podrían ser:

  • ¿Qué emociones trae el que creas que puedes influir en tu futuro?
  • ¿Qué imágenes futuras ves cuando crees que puedes influir en tu futuro?
  • ¿Qué sientes físicamente cuando crees que puedes influir en tu futuro?
  • ¿Cómo te comportas cuando piensas que puedes influir en tu futuro?
  • ¿Quién eres cuando piensas que puedes influir en tu futuro?

4´. ¿Quién serías sin el pensamiento de que puedes influir en tu futuro?

  • Contempla, usando tu imaginación, quién eres, qué sucede, qué ves, qué haces, qué dices y qué te dicen sin el pensamiento de que puedes influir en tu futuro.

Invierte de nuevo el pensamiento si fuera necesario. Encuentra por lo menos tres ejemplos específicos y genuinos de cómo cada inversión es verdad para ti.

Hacer este «trabajo» te ayudará a ganar conciencia sobre la situación y también sobre la influencia que tienen las creencias en tus actos, porque como dijo Robert Michels, «no importa que un hecho sea falso; si es considerado cierto, es cierto en sus efectos».

Te dejo a continuación el vídeo en el que Peter Senge habla de la frase de Mwalimu Musheshe.