PNL: Querer es poder.

Tanto si crees que puedes como si crees que no, tienes razón. Henry Ford

Una de las ideas básicas y desde mi punto de vista  más útiles de la PNL nos dice que todos tenemos, o podemos crear, los recursos internos que necesitamos para alcanzar nuestras metas.

Debemos tener en cuenta que la PNL no trata de demostrar científicamente sus teorías, lo que le interesan son los resultados que se obtienen cuando actuamos en nuestra vida como si estas hipótesis fuesen ciertas.

Durante muchos años se pensó que el ser humano era incapaz de correr una milla en menos de 4 minutos. Incluso estudios científicos demostraron que era físicamente imposible.

En 1954 Roger Bannister logró correr 1 milla en 3:58 minutos. Cuando este hombre hizo lo que hasta entonces se creía imposible otros atletas empezaron a correr 1 milla en menos de 4 minutos.

Si creemos que podemos hacer algo estamos más cerca de conseguir el éxito que si creemos lo contrario.

Me gustaría añadir a esta entrada un escena de la película «En busca de la felicidad» que nos dejaba Francisco Alcaide en su post : Si tienes un sueño, protégelo


Juego con mi cerebro a máximo rendimiento

El cerebro está dividido en dos hemisferios, derecho e izquierdo. Para poder realizar cualquier tarea necesitamos usar los dos hemisferios, especialmente si es una tarea complicada.

La gran mayoría de nosotros tiene un hemisferio dominante y cuando nos enfrentamos con un problema solemos recurrir a nuestro hemisferio cerebral preferido.

Hoy quiero animaros a que juguéis a aproximaros a cada situación de una forma global, viéndolas desde nuestro enfoque habitual y también con la visión de nuestro hemisferio no preferente. Los resultados pueden ser asombrosos.

Por ejemplo un joven que se enfrente al estudio de un tema de historia, si usa preferentemente el lado izquierdo, buscará una forma de memorizar lineal y lógica, pero si al mismo tiempo que está estudiando decide utilizar su cerebro de forma global, imaginará cómo eran los personajes, qué música sonaba de fondo en las batallas, cómo se sentían los mandatarios firmando tratados de paz, qué colores predominaban en las tierras colonizadas…

Una tarde de estudio puede transformarse en toda una aventura si decidimos jugar a utilizar nuestro cerebro a máximo rendimiento.

Dejemos a nuestro cerebro que sea todo lo que puede llegar a ser.

Os dejo un video para que podáis descubrir fácilmente cuál es vuestro hemisferio cerebral preferente. Puede ser divertido si lo veis en grupo.

Hemisferio Izquierdo:

Es el responsable del pensamiento lógico, racional, lineal y secuencial. Es la parte motriz capaz de reconocer grupos de letras formando palabras, y grupos de palabras formando frases, tanto en lo que se refiere al habla, la escritura, la numeración, las matemáticas y la lógica.

Hemisferio derecho:

Se le atribuyen las habilidades espaciales y visuales (por ejemplo, la facultad de imaginar en el interior figuras y formas) la creatividad, las emociones, la capacidad de síntesis y el talento artístico.

PNL: Fabrica el mejor mapa del mundo

Lo que pueda significar un trozo de pan dependerá de que tengas hambre o no. (Proverbio Árabe)

Por: Bettina Tizzy

Por: Bettina Tizzy

El principio más conocido de la PNL nos dice que el mapa no es el territorio.

Cada uno de nosotros usamos los sentidos para explorar y captar el mundo. La parte que podemos observar es luego filtrada por nuestras experiencias individuales. El universo es siempre más rico que las ideas que tenemos sobre él. Tan sólo percibimos el mundo desde nuestra mirada, por lo tanto no somos dueños de la verdad sino de un punto de vista.

Para practicar PNL no hay que cambiar de creencias o valores, sino ser simplemente curioso y estar preparado para experimentar. Si consideramos que nuestra propia subjetividad es la que nos hace sufrir o sentirnos felices, podemos decidir cambiar nuestro «mapa del mundo» en nuestro beneficio.

Si decido cambiar el filtro y prestar más atención a lo que las personas de mi alrededor hacen por mí y paso por alto el detalle inoportuno o desagradable de turno, mi mundo cambia.

Llena «tu mapa» de recuerdos felices y destierra de tu mente lo que no te sirva para ser feliz. Estarás cambiando tu realidad.

Inteligencia emocional, ¿Sabes relajarte?

por: Sachmanns.dk

por: Sachmanns.dk

Quiero compartir con vosotr@s un fragmento del libro “Inteligencia emocional infantil y juvenil. Ejercicios para cultivar la fortaleza interior en niños y jóvenes”, de Linda Lantieri.

“La neurociencia nos enseña que el cerebro del niño experimenta un enorme crecimiento y no se detiene hasta la mitad de la veintena. Los científicos lo denominan neuroplasticidad y significa que el modelado de los circuitos cerebrales durante este periodo de crecimiento depende, en gran medida, de las experiencias diarias del niño.

En esta etapa, estas influencias ambientales sobre el crecimiento del cerebro son particularmente poderosas para configurar sus circuitos neuronales sociales y emocionales. Por ejemplo, los niños que han sido bien educados y cuyos padres les ayudan a tranquilizarse cuando están nerviosos parecen desarrollar mayor fortaleza en los circuitos cerebrales para dominar la angustia; si sus padres no les atienden es más probable que actúen siguiendo impulsos agresivos o que tengan problemas para tranquilizarse cuando estén alterados.

Los buenos padres son como los buenos profesores; al ofrecer una base segura, los adultos responsables de los niños pueden crear un entorno que permita funcionar a sus cerebros al máximo rendimiento”.

En este mismo libro nos dicen que los estudios demuestran que los jóvenes que recibieron aprendizaje social y emocional asimilaban los conocimientos con más eficacia; sus notas mejoraron y en pruebas de logros académicos, sus calificaciones fueron 14 puntos porcentuales más altas que las de estudiantes que no sabían gestionar sus emociones.

Parece que está claro. Si queremos que nuestros hijos obtengan mejores resultados tenemos que proporcionarles un entorno donde se sientan seguros. Tendremos que ayudarles a que aprendan a concentrar la mente  y enseñarles a que se relajen cuando están nerviosos.

La estrategia Walt Disney para solucionar problemas

Cuentan que la Factoría Disney disponía de tres despachos ubicados en lugares distantes.

El primero era un despacho sin muebles y muy luminoso en el que se trataba de poner en acción al «Yo-soñador». En esa habitación estaba prohibida la crítica.

El segundo, era un despacho decorado al estilo actual para su época. En esta habitación Walt Disney ponía a trabajar al «Yo-realista». En ese despacho se tenía que encontrar la forma de poner en práctica las ideas del «Yo-soñador»

Y el tercero era un despacho decorado al estilo clásico y con una cantidad de luz limitada en el que se buscaba al «Yo-crítico». En esta habitación se debían examinar todos los posibles fallos.

Podemos utilizar la estrategia Walt Disney para solucionar problemas de forma creativa.

En lugar de despachos yo utilizo fotografias

Por: Alicepopkorn

Por: Alicepopkorn


Preguntas que se plantea el Yo-soñador:

¿Cuál es mi objetivo?

¿Qué tipo de resultados espero obtener?

¿Para qué lo quiero? ¿Cuál es el propósito?

¿Qué beneficios obtendré al conseguirlo?


Por: Heideho

 

Preguntas que se plantea el Yo-realista:

¿Cuándo se alcanzará el objetivo?

¿Quién está implicado?

¿De qué forma se llevará a cabo?

¿Cúal es el primer paso para alcanzar el objetivo?

¿Cuáles son los indicadores que nos mostrarán que nos estamos aproximando al objetivo?

 

Por: Bettina Tizzy

Por: Bettina Tizzy

Preguntas que se plantea el Yo-crítico:

¿A quién afectará la nueva idea?

¿Qué necesitamos para llevar adelante la nueva idea?

¿Cuál es la mayor preocupación al respecto ?

¿Hay personas afectadas ?¿Qué razones podría tener la persona afectada para oponerse a la nueva idea?

¿Qué tiene de positivo la forma actual de hacer las cosas?

¿Cómo podemos mantener lo positivo de la forma actual e implementar la nueva idea?

¿Con qué recursos cuento, que habilidades, tiempo, entusiasmo, dinero,….., personas?