La Contribución de Santiago García al Coaching para Jóvenes

SantiEs un lujo retomar esta sección con Santi García. Hace tiempo que le sigo, tanto en twitter como en su blog, y recientemente tuve el placer de conocerle en persona. Sonriente, amable y vital, me pareció una persona que no se rinde fácilmente cuando tiene frente a él un reto por el que vale la pena luchar y sospecho que no me equivoco, ya que entre sus aficiones están el montañismo y correr maratones.

Santiago García cuenta con una trayectoria profesional impresionante que incluye desde puestos directivos hasta la creación de empresas. Curioso e innovador, sigue muy de cerca, desde hace tiempo, las últimas tendencias que están cambiando el mundo y recientemente ha publicado, junto a Jordi Serrano, “El ocaso del empleo. Cómo sobrevivir en el futuro del trabajo”, un libro de muy recomendable lectura para todos y esencial para que los jóvenes entiendan el nuevo escenario laboral y tomen decisiones acertadas en este nuevo paradigma profesional en el que nos encontramos.

Sin más, te dejo con las respuestas de Santi a las tres clásicas preguntas de esta sección.

1) ¿Qué pregunta, o preguntas, te habrían ayudado a tomar mejores decisiones en el aspecto personal cuando eras joven?

Por un lado, algunas que me hubiesen ayudado a cuestionarme el pensamiento dominante en mi grupo. Por ejemplo: ¿cuáles son los verdaderos motivos por los que estoy tomando esta decisión?, ¿qué otras alternativas tengo?, ¿estoy siendo yo mismo o me estoy dejando llevar por el grupo? …
Por otro, preguntas que me hubieran hecho tener más en cuenta la opinión de personas interesadas en ayudarme. Como por ejemplo:¿quién me puede ayudar a tomar una mejor decisión?, ¿por qué no le escuchas?, ¿por qué no le preguntas? …

2) ¿Qué pregunta, o preguntas, te habrían ayudado a tomar mejores decisiones en el aspecto profesional cuando eras joven?

Destacaría tres preguntas:

  1. ¿En qué tipo de trabajo seré feliz?
  2. ¿Estoy haciendo / he hecho todo lo que está en mi mano para conseguir un trabajo así?
  3. Si no lo he hecho, ¿de qué narices me quejo?

3) ¿Cuáles son, según tu opinión y experiencia, las claves del éxito profesional y/o personal que debería tener en cuenta un joven?

A un joven le aconsejaría que reflexione sobre qué cosas son las que hace mejor y qué cosas son las que más le gusta hacer, para que luego le resulte más fácil identificar cuál es su «elemento», como diría Sir Ken Robinson. Para ello, también le aconsejaría que dedique tiempo a investigar qué oportunidades pueden estar ocultas ahí afuera, para que se le escapen las menos posibles. Que cuide desde joven su capital relacional, que más adelante le puede ser de mucha ayuda. Y que vigile el «tatuaje digital» que pueda estar dibujando sobre su persona con su comportamiento en la Red.

Pero, sobre todo, le aconsejaría que invierta en adaptabilidad, buscando o provocando situaciones que le saquen de su zona de confort, abriéndose a nuevas experiencias y a diferentes puntos de vista, y cultivando el pensamiento crítico, que tanto necesitan hoy en día las organizaciones.

Muchas gracias, Santi  🙂

Música y Coaching con Peter Hollens

Hace poco tiempo una amiga me enseñó un video a Peter Hollens y quedé impresionada. Este chico canta «a cappella», crea música únicamente a través de su voz, hace todas las voces y monta él los vídeos. El resultado es espectacular.

Como me encanta, le he pedido a Google que me cuente cosas sobre él y he descubierto que es de Oregón y que tiene una licenciatura de Música en interpretación vocal.

Me imaginé que, posiblemente, los principios de este chico no fueron fáciles. Estoy segura de que más de uno le dijo que eso de cantar «a cappella» estaba pasado de moda, que la industria de la música estaba en crisis, que lo que quería hacer no tenia ningún futuro y quién sabe cuántas cosas más.

Es probable que, cuando el joven Peter les decía que quería cantar, que lo haría sin instrumentos, que el mismo montaría los vídeos y los colgaría de Youtube, sus vecinos de Oregón  le miraran como si estuviera loco. Pero Peter decidió arriesgar por su idea, perseverar, dejarse llevar por su intuición, hacer aquello que le apasionaba y tomar sus propias decisiones.

Hay cuatro preguntas que Peter Hollens respondería sin dudar:

  • ¿Qué se me da bien?
  • ¿Qué me apasiona?
  • ¿Qué quiero hacer?
  • ¿Cómo lo haré?

Y tú, ¿sabes la respuesta a estas preguntas?

Te dejo a continuación uno de sus fantásticos vídeos.

Coaching con la Teoría X e Y de McGregor

Por: Marco Alioli aKa Marcus :D

Por: Marco Alioli aKa Marcus 😀

«El lenguaje es generativo. El lenguaje no sólo nos permite hablar ‘sobre’ las cosas: hace que ellas sucedan. Por lo tanto, el lenguaje es acción, es generativo: crea realidades.»  Ontología_del_lenguaje

Douglas McGregor, creador de la teoría X e Y dice que existen dos formas excluyentes de percibir el comportamiento humano, las cuales dan lugar a teorías contrapuestas de dirección de personas.

La teoría X dice que las personas solo actúan frente amenazas. La teoría Y se basa en el principio de que la gente quiere y necesita trabajar.

Si buscas trabajar lo menos posible, no tienes ambición, esquivas las responsabilidades, te resistes al cambio y no haces nada, a menos que te veas obligado a hacerlo, justificarías la necesidad del modelo de gestión basado en la teoría X.

Por el contrario, si consideras el trabajo como algo natural, deseas cumplir con los objetivos que se te confían, quieres asumir responsabilidades, lograr objetivos para la organización para la que trabajas y buscas el reconocimiento por tu esfuerzo y tu trabajo, entonces encajarías en el modelo de gestión basado en la teoría Y.

Cuando pienso en un joven que empieza su carrera profesional, veo claramente la teoría Y. El primer día de trabajo, y más en las circunstancias actuales, supone para muchos jóvenes uno de los grandes momentos de su vida. Yo misma recuerdo la ilusión, los nervios y las ganas con las que afronté mi primer trabajo.

Por otro lado, escuchando la apatía y la frustración de algunas personas después de un puñado de desengaños profesionales, no me cuesta entender por qué los líderes de determinadas organizaciones utilizan métodos de dirección de personas basados en la teoría X, a la vez que me pregunto si estas personas son causa o consecuencia de este modelo.

Yo me identifico completamente con la teoría Y. De hecho, el coaching solo puede ser entendido desde el prisma de la teoría Y.

El coaching consiste en una relación profesional continuada, que ayuda a obtener resultados extraordinarios mediante un proceso por el que el cliente profundiza en su conocimiento, aumenta su rendimiento y mejora su calidad de vida. Para ello, se hace evidente la necesidad de tratar a las personas con respeto, crear espacios para el desarrollo y dar libertad, ya que todos estos son requisitos indispensables para  que las personas actúen con responsabilidad y consigan esos resultados extraordinarios.

Con amenazas también se consiguen resultados pero son mediocres y poco duraderos. Además, creo que los jóvenes reaccionan especialmente mal bajo un modelo de dirección de personas basado en la teoría X.

Incluso aunque parezca que una persona tan solo responde a las amenazas, sigue siendo válida la afirmación de Goethe «si se trata a un hombre como lo que es, seguirá siendo lo que es; si se trata a un hombre como él puede y debe ser, llegará a ser lo que puede y debe ser».

¿Qué opinas? ¿Cómo prefieres que te traten? ¿Cuál piensas que es la mejor forma de tratar a otros?

Karmacracy: cuatro jóvenes emprendedores con ganas de cambiar las cosas

RedKarmacracy4

Karma: Energía transcendente, invisible e inmensurable, que se deriva de nuestros actos, palabras y pensamientos

Los que me conocéis sabéis que acostumbro a creer en cosas imposibles y simpatizo de forma natural con todos esos «locos» que son capaces de demostrar que es posible hacer real lo que se creía imposible.

Hace tiempo que conozco a Alex Dolara y a Jordi Martí, los creadores de Karmacracy, dos jóvenes, inteligentes y divertidos, obsesionados con que se necesitaba un karma global, que creyeron que era posible hacer mesurable y tangible el conocimiento compartido en la red y crearon un sistema donde las personas que aportan contenido a la comunidad son recompensadas.

Para mí, Karmacracy es una genialidad hecha realidad y por eso hace tiempo que uso su acortador y tengo su widget instalado en mi blog.

Para todos aquellos que sintáis curiosidad por estos jóvenes emprendedores os contaré que si Álex Dolara (@aledoo) ve algo a su alrededor que cree que puede mejorar, ten por seguro que al menos lo va a intentar. Y en Internet había algo que no le convencía: “¿Por qué hay tanto ruido?” – “Hay muchísima sobreinformación y el contenido de calidad se pierde entre el resto. Los usuarios hacen un gran trabajo seleccionando y compartiendo contenido de valor, pero nadie les compensa por ello”.

Así que una mañana se levantó y registró el dominio de Karmacracy (democracia del Karma) con la idea de crear un sistema donde las personas que aportan contenido a la comunidad son recompensadas, los robots son filtrados y, como resultado, el contenido de calidad siempre triunfa 🙂

Con este discurso, no fue difícil convencer a Jordi Martin(@itortv) para que se uniera al proyecto y en 2.010 crean la primera versión de la herramienta. Ahora Karmacracy tiene cerca de 7.000 usuarios y muchas más funcionalidades (aplicaciones móviles oficiales, extensión para navegador, la posibilidad de programar enlaces…) pero la esencia sigue siendo la misma. Eso sí, el equipo también ha crecido con Xabi (@ziraco) que se incorporó hace cerca de un año y Teresa (@Teresa_IB) que aunque acaba de llegar ya es una más.

Si quieres saber más sobre Karmacracy y sus creadores, puedes ver el video del final y leer esta entrevista:

¿Quiénes sois y qué hacéis en karmacracy?

Jordi: Bueno, yo soy un poco manazas en el mundo físico. En las clases de plástica sacaba un cinco raspado. Pero en el mundo virtual me muevo como pez en el agua. Me siento muy a gusto construyendo ladrillos formados por 0s y 1s, y siento que aporto valor. Así que me encanta aplicar este “superpoder” para el bien de la humanidad, que es lo que hago en Karmacracy.

Álex: Como ya has comentado, yo soy el que trae la idea. Karmacracy surge de mis inquietudes, pero luego todos aportamos cada día y ese es el resultado. Y además, todo esto lo plasmo en diseños, porque soy diseñador.

Xabi: Yo renegaba de la informática y las oficinas hasta que conocí a los humanos de Karmacracy XD. Creo que compartir información libremente, y no ocultarla, hace del mundo un lugar mejor o, por lo menos, iguala las oportunidades. En realidad aspiro a ser estrella del rock, director de éxito o escritor maldito, pero de momento soy feliz aprendiendo a ser un buen programador 🙂

Teresa: Yo ya conocía Karmacracy antes de venir, porque me estaba reciclando al entorno online y Social Media a toda velocidad, como toca a cualquiera que trabaje en comunicación hoy en día, y por supuesto me habían llegado noticias de Karmacracy. Cuando me plantearon trabajar con ellos me hizo una ilusión terrible, pero ahora que les conozco estoy incluso más contenta 🙂 He tenido la suerte de trabajar en comunicación desde que terminé la universidad (Comunicación Audiovisual) pero nunca imaginé que volvería a pasármelo tan bien como allí XD.

Aunque la idea fue de Álex, decís que sois cuatro emprendedores.

Jordi: Sí, es que es nuestra razón de ser. No concebimos la forma de trabajar, ni el equipo de otra manera. Karmacracy tiene que estar preparado para contar con muchas más personas en el proyecto en el futuro. Y pensamos que la forma de que eso funcione es trabajando como equipo, sin jerarquías, de forma horizontal. Aquí nadie depende de la supervisión de un superior para realizar sus tareas; cada uno es responsable de su área aunque todos podemos opinar sobre todas.

Álex: Eso es. En principio yo me encargo del diseño y soy el que más conocimiento tengo, Jordi y Xabi de la parte técnica, Teresa de la comunicación… pero todos podemos opinar y las decisiones siempre salen del consenso.

Es una idea bonita… un cambio de planteamiento en el contexto actual, que por otro lado está difícil. ¿Qué recomendáis a los jóvenes que quieren encontrar su hueco profesional?

Teresa: Lo primero, que intenten hacer lo que les guste. Siempre hay fórmulas, porque si algo realmente te ilusiona es mucho más fácil llegar al éxito porque vas a perseverar.

Álex: Eso es. En nuestro caso el truco reside en el trabajo. Siempre intentamos dar lo mejor de nosotros mismos. Por supuesto que podemos cometer errores, pero estos siempre son para aprender y forman parte del proceso. Lo importante es tener claros los objetivos e ir a por ello.

¿Cuáles son esos objetivos?

Álex: Nuestro objetivo es crear un sistema de información autogestionado por personas, libre de ruido, spam y robots. Que sean las personas las que hacen que la información fluya de unos a otros. Además, hemos ideado cAds, que es nuestra línea de negocio. Conseguimos un punto de encuentro entre medios, marcas y usuarios a través de este contenido de calidad. Nuestro objetivo es que todo esto se produzca de forma natural.

Explicadme bien qué es esto de cAds.

Xabi: Se llama cAds por Content + Ads (anuncios y contenido, en la línea del marketing de contenidos). Tiene que ver con lo que hablábamos antes de pensar en las personas como centro y en recompensarles por su labor. Los usuarios de redes sociales ya están compartiendo contenido que favorece a las marcas de forma natural y no reciben nada a cambio. Con cAds, simplemente les sugerimos ese contenido en base a sus intereses, y solo si les parece relevante lo comparten. Entonces es cuando reciben dinero por ello como agradecimiento por parte de las marcas.

Jordi: Y a todos los usuarios de redes sociales del mundo, que les quede claro que ya estamos funcionando con ello así que si aún no estaban dados de alta en Karmacracy, ya saben… 🙂

¿Y el hecho de que haya dinero de por medio no puede afectar a la manera en la que los usuarios comparten el contenido?

Teresa: No, por la forma de ser de Karmacracy. El Karma recompensado por compartir contenido de calidad está pensado precisamente para evitar eso. Si compartes contenido de de valor mantienes tu Karma en buen estado y serás relevante en determinadas materias por las que te llegarán enlaces sugeridos y campañas de cAds. Si lo que compartes no es bueno o acorde a tu perfil, pierdes tus privilegios.

Álex: Exacto. Ahí reside el éxito de cAds. En que solo te sugerimos contenido que te puede resultar relevante. Nunca vamos a proponer un enlace sobre moda o motor a alguien que nunca comparte sobre esos temas y es relevante en tecnología y Social Media, por ejemplo.

Estos contenidos pueden estar en medios o blogs, como este por ejemplo, que tiene el widget para compartir con Karmacracy. Las marcas apadrinan los contenidos, los usuarios lo mueven, y ¿los medios?

Jordi: Forman parte indiscutible del proceso y pensamos que por ello también merecen una parte de la campaña. Si una marca apadrina el contenido de tu blog para que los usuarios de Karmacracy lo muevan en sus redes sociales, como medio te llevas un porcentaje de lo invertido por la marca.

Álex: Sin ninguna inversión o gasto por parte del medio. Solamente hace falta que ponga el botón o widget y que se dé de alta en cAds (próximamente en www.cads.me).

Xabi: Por eso queremos tener cada vez más usuarios, interesados en diferentes temáticas, y que cada vez más medios participen en cAds. Así las campañas serán sobre temas variados, y los usuarios podrán filtrar el contenido interesante.

Teresa: Sí. Si nuestro sistema se impone, podemos conseguir incluso que las marcas se tengan que preocupar más a la hora de fabricar los productos y conseguir calidad. Si no, los usuarios no compartirán el contenido que hable de ellos. 🙂

Xabi: Nos gusta porque los usuarios deciden. Es publicidad, claro, pero basada en la calidad y social; donde las personas deciden. Ese es el gran cambio.

Los cambios son esenciales para la evolución y eso es lo que persiguen estos cuatro chicos jóvenes, emprendedores, y llenos de ilusión que componen el equipo de Karmacracy. Esperemos que te hayan inspirado para buscar los tuyos propios y encontrar tu hueco en el entorno laboral. Suerte y a perseverar 🙂

¿Quieres ser más inteligente?

Aunque es evidente que la inteligencia innata existe, a día de hoy sabemos que nuestro cerebro, el órgano responsable del aprendizaje, se adapta a tu actividad y cambia su estructura. Descubrir la plasticidad cerebral nos ha confirmado que tenemos la posibilidad de ser más inteligentes. Pero, ¿qué es ser más inteligente?

A día de hoy tenemos múltiples modelos que tratan de explicar lo que es la inteligencia. Para mí, los más significativos son cuatro:

  • El más tradicional, asociado al conocimiento, que podemos definir como la capacidad de entender, asimilar, elaborar información y utilizarla para resolver problemas
  • El concepto de inteligencia emocional, como la capacidad para gestionar nuestro instinto y nuestras emociones para que estén en sintonía con nuestro pensamiento, y además identificar y comprender los pensamientos y los sentimientos de los demás.
  • El modelo de Howard Gardner de las inteligencias múltiples que nos dice que cada persona tiene por lo menos ocho inteligencias y desarrolla unas más que otras.
  • Y la inteligencia ejecutiva de José Antonio Marina: como aquella capacidad que nos permite saber dirigirnos hacia el lugar correcto y conseguir metas a largo plazo.

Personalmente tengo una visión integradora de todas ellas y, además, entiendo que todas ellas deben estar presentes en un proceso de coaching.

Iré repasando cada una de ellas desde el prisma del coaching:

  1. Inteligencia como capacidad para resolver problemas. Una de las misiones del coach es desafiar y retar para buscar nuevos comportamientos y acciones. El coach está retando tu inteligencia cada vez que te pregunta: ¿Y de que otra manera puedes hacerlo? ¿Qué vas a hacer para solucionar esa situación? ¿Cómo vas a averiguar lo que necesitas saber? ¿Cómo quieres aclarar esta situación?…
  2. La inteligencia emocional entra en juego cuando tu coach te anima y explora para que expreses tus sentimientos y emociones haciendo preguntas del tipo: ¿Qué tipo de sensaciones físicas experimentas en esa situación? ¿Cómo te sientes cuando….? ¿Qué intención positiva tiene esa emoción? ¿Qué emoción quieres tener y en qué situaciones aparece dicha emoción?….
  3. El modelo de Howard Gardner está presente en la filosofía del coaching, ya que trabajamos desde la individualidad. Nuestra materia para trabajar son tus cualidades y te animamos a expresar todo tu potencial desde aquello que te hace sentir bienestar.
  4. Y, por último, el concepto de inteligencia ejecutiva. El desarrollo, en concreto, de esta inteligencia es para mí uno de los principales beneficios de cualquier programa de coaching para jóvenes, aunque es evidente que es importante para todos. El coach desarrolla la inteligencia ejecutiva porque, mientras consigues tus resultados, aprendes la forma de llevar a cabo tus proyectos y tomas conciencia de las consecuencias de dirigir correctamente tu comportamiento. Y esto lo conseguimos, principalmente:
    • Haciendo preguntas que te lleven a desarrollar tu capacidad para definir correctamente los objetivos
    • Indagando, desarrollando y descubriendo tus recursos
    • Buscando el aprendizaje, tanto en la toma de decisiones como en las estrategias que te permiten obtener resultados
    • Preguntándote para que tomes conciencia de cuando has conseguido tus objetivos
    • Enfrentándote con tus valores y tu propósito para que puedas decidir si tus metas han dejado de tener sentido
    • Gestionando el progreso y la responsabilidad

Tener una mayor conciencia sobre nosotros mismos, nuestros valores y «nuestro elemento» son muy importantes pero todo puede quedar en una ilusión si no somos capaces de saber cómo conseguir resultados a medio y largo plazo.