Coaching con Antonio Damasio

«Mente y cuerpo son parte del mismo sistema y se afectan mutuamente» (Presuposición básica de la PNL)

Hay cuatro ideas del investigador Antonio Damasio que me parece interesante considerar si queremos tener mayor inteligencia emocional:

  1. La emoción precede al sentimiento.  Nos dice que, primero un estímulo provoca una reacción en tu cuerpo y luego aparece un sentimiento en tu mente.
  2. Los cambios fisiológicos que acompañan a la emoción quedan asociados en tu cerebro a la situación que los ha provocado, estableciendo patrones que harán que cuando se repitan las mismas circunstancias aparezca nuevamente la misma emoción. De manera que el rechazo, la alegría, el miedo, la ira, etcétera, quedan anclados en ti como reacciones a determinados estímulos.
  3.  Gestionando los cambios fisiológicos que van asociados a nuestras emociones, podremos potenciar las emociones que nos resultan útiles y resolver aquellas que provoquen un conflicto.
  4. La manera de contrarrestar una emoción negativa asociada a una situación concreta es sustituirla por una emoción positiva muy fuerte.

Seguro que has experimentado como tu estado de ánimo cambia cuando te encuentras con una persona con la que siempre tienes una relación conflictiva. Simplemente con ver a esta persona, sin intercambiar ni una sola palabra, tu cuerpo reacciona y se activan en ti emociones negativas. Al contrario, hay personas que con su presencia nos provocan una sonrisa.

También es posible que tras una fantástica velada hayas cambiado tu opinión sobre alguien que «no te caía muy bien» hasta entonces.

Si es cierto, como decía William James, que estamos tristes porque lloramos y asustados porque temblamos, es posible que para sentirnos alegres tan solo necesitemos reír.

Uno de los objetivos que, en ocasiones, aparece en las sesiones de coaching, tanto con jóvenes como con no tan jóvenes, es el deseo de cambiar el tipo de relación que parece estar  instaurado con alguna persona de su entorno, ya sea su jefe, su compañero de trabajo, su pareja, su padre o su madre.

Si es ese tu caso, te dejo algunas preguntas que espero que te resulten de utilidad:

  • ¿Qué tipo de relación quieres tener con esa persona?
  • ¿Quién o qué específicamente provoca los cambios fisiológicos?
  • ¿Qué emociones están asociadas al tipo de relación que quieres?
  • ¿Qué cambios fisiológicos acompañan a las emociones que quieres cambiar y que cambios fisiológicos acompañan a las emociones que quieres instaurar?
  • ¿Qué ves, que escuchas, que haces cuando tienes la relación que deseas tener?
  • ¿Qué quieres hacer para transformar esa relación?
  • ¿Cuando quieres empezar a cambiar esa relación?

38 comentarios en “Coaching con Antonio Damasio

  1. Pingback: Daniel Cabezas

  2. Pingback: Ana Gimenez

  3. Pingback: Armando Picon

  4. Pingback: Tutora Virtual

  5. Pingback: Pepa Fontiveros

  6. Pingback: Pepa Fontiveros

  7. Pingback: Bitacoras.com

  8. Pingback: Antonio J. Masiá

  9. Pingback: Octavio Ballesta

  10. Pingback: Ákoras

  11. Pingback: Ákoras

  12. Pingback: Ákoras

  13. Pingback: Fran Arteaga

  14. Pingback: Fran Arteaga

  15. Pingback: Jose Miguel Bolivar

  16. Pingback: TEDxMoncloa

  17. Pingback: Ana Santos

  18. Pingback: montse vila

  19. Pingback: Juan Martínez

  20. Pingback: pazgarde

  21. Pingback: JoséManuel Rodríguez

  22. Pingback: Fernando López

  23. Pingback: PACO GARCIA

  24. Pingback: Fernando Celis

  25. Pingback: munciti

  26. Pingback: Marta

  27. Pingback: Marta

  28. Pingback: Cendeger

  29. Pingback: JOSE LUIS MONTERO

  30. Pingback: Daniel Aguayo

  31. Pingback: LauraRaya

  32. Pingback: pazgarde

  33. Pingback: Maribel

  34. Pingback: Talent Management

    • El cerebro reptil regula los elementos básicos de supervivencia, pero los seres humanos contamos también con el cerebro paleomamífero y el cerebro neomamífero, y yo no veo ninguna contradicción con la inteligencia emocional.

      Gracias por tu comentario

  35. Pingback: pazgarde

Los comentarios están cerrados.