Un examen de Inteligencia Emocional

“Todos podemos enojarnos, eso es fácil. Pero enojarnos con la persona correcta, en la medida justa, en el momento adecuado, por la razón pertinente y del modo apropiado – eso no es fácil” – Aristóteles

Supongo que todo el mundo sabe en que consiste la Inteligencia Emocional. Sabemos que no depende de nuestro coeficiente intelectual, ni de nuestro currículum y que es necesaria para el éxito personal y profesional. También sabemos que es útil para todos, jóvenes, estudiantes, ejecutivos, emprendedores o desempleados. Pero, ¿en qué medida somos conscientes de cuál es nuestro nivel de Inteligencia Emocional?

Si te apetece, te ofrezco un cuestionario para tu auto-evaluación en Inteligencia Emocional. ¿Aceptas el reto?

  1. ¿Identificas tus emociones en el mismo momento en el que aparecen?
  2. ¿Sabes gestionar tus sentimientos para que jueguen a tu favor?
  3. ¿Reconoces las emociones de los demás y entiendes lo que las ha producido?
  4. ¿Puedes auto-motivarte para lograr un objetivo?
  5. ¿Tienes la capacidad de ilusionar a otras personas para que lleve a cabo un proyecto?
  6. ¿Observas e interpretas el lenguaje no verbal de las personas con las que te comunicas?
  7. ¿Interpretas de forma correcta e inmediata los mensajes que envía tu cuerpo para cada una de las emociones? Algunos ejemplos: nudo en la garganta, mariposas es el estomago, puños apretados, tensión en la mandíbula…
  8. ¿Reconoces cuál sería la emoción más apropiada para conseguir los resultados que deseas?
  9. ¿Eres capaz de adivinar cuáles serán las reacciones que provocarás a otras personas con tus palabras o tus actos?
  10. ¿Sabes instaurar en ti los hábitos que te permiten conseguir tus objetivos?

Bien, ¿qué nota te pones? ¿Y qué nota le pones a los chicos de Big Bang Theory?

104 comentarios en “Un examen de Inteligencia Emocional

  1. Pingback: Ana I. Agudo ✨

  2. Pingback: Alfonso Cajachagua

Los comentarios están cerrados.