Coaching con Tim Ferriss

No hay diferencia entre un pesimista que dice: «Oh, es inútil, así que no te molestes en hacer nada» y un optimista que dice: «No te molestes en hacer nada, las cosas van a salir bien». De cualquiera de las dos formas, no va a pasar nada. Yvon Chouinard

En este momento muchos jóvenes os encontráis sin trabajo. Unos aprovechan  para seguir formándose; otros se plantean irse a trabajar a otros países y otros simplemente viven, en un estado de conformismo y aburrimiento, la época que les ha tocado vivir.

En esta coyuntura puede parecer insensato hablar del Onirograma pero lo hago porque, tal vez, a ti te ayude a considerar nuevas posibilidades.

El Onirograma es un proceso que utiliza Tim Ferris para corregir el rumbo o para dar emoción a su vida. Consiste en poner plazos de consecución a lo que muchos considerarían sueños.

Para crear tu Onirograma, las metas que te plantees deben dejar de ser deseos ambiguos para pasar a estar bien definidas y, además, no pueden ser realistas.

A continuación te explico los pasos para crear tu propio Onirograma. Empezamos:

  1. ¿Qué pasaría si no pudieses fracasar de ninguna manera? Escribe cinco cosas que sueñas con tener, ser y hacer. Si no se te ocurren, piensa en cosas que detestas y escribe lo contrario. No te limites ni pienses en cómo lo harías
  2. ¿Te has quedado en blanco? Si el bloqueo aparece, te puedes preguntar qué harías en tu día a día si tuvieras 100 millones de euros ¿Con qué te levantarías ilusionado cada mañana? ¿Qué lugar visitarías? ¿Qué has querido siempre aprender?…
  3. Transforma cada ser en un hacer. Identifica una tarea que, una vez «hecha», signifique que has logrado ser lo que quieres
  4. ¿Cuáles son los cuatro sueños que lo cambiarían todo? (centrándote en un plazo de 6 meses)
  5. Determina el coste de estos sueños, en términos de gastos mensuales, y calcula los ingresos diarios objetivo que necesitarías para hacerlos realidad
  6. Especifica tres pasos para cada uno de los cuatro sueños y da el primero ya. Piensa en acciones sencillas y bien definidas, cada una de ellas de cinco minutos como máximo, que puedas hacer ahora, mañana y pasado mañana. No importa lo pequeña que sea la tarea, ¡da el paso ya!

Tim Ferriss ha encontrado la manera de hacer sus sueños realidad. ¿Y tú? ¿Quieres encontrar la manera de hacer realidad los tuyos?

¿Crees que es posible hacer realidad tus sueños?

¿Que harías si supieras que no puedes fracasar?

¿Cuál es el futuro que te ilusiona?

¿Qué quieres ser, que quieres hacer, qué quieres tener? ¿Cómo te quieres sentir?

Pensar Diferente una Cuestión de Actitud

El ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona. Aristóteles

En una entrada anterior, coaching y modelos mentales, compartía una estrategia para cuestionar las creencias que nos limitan. También puedes leer en este blog  varios post que hacen referencia al pensamiento sistémico.

El pensamiento sistémico es una forma de pensar que sirve para resolver problemas, para modificar el pensamiento que los origina y para reducir, o evitar, el esfuerzo permanente ante ellos.

Me parece interesante el enfrentamiento que podemos leer en  el libro Introducción al Pensamiento Sistémico, de Ian Mcdermott y Joseph O´Connor,  sobre la forma de adquirir modelos mentales limitantes versus modelos mentales sistémicos.

Aquí te dejo la forma en que se acaba con modelos mentales rígidos, limitadores:

  1. Insistiendo en que nuestras ideas son lo que la realidad es “realmente”
  2. Teniendo un número limitado de intereses que nos llevará a prescindir de un montón de experiencias
  3. Siendo incapaces de tolerar la ambigüedad y queriendo alcanzar cuanto antes las conclusiones
  4. Recurriendo a un fondo de explicaciones inventadas cada vez que una persona o algún acontecimiento se comporten de manera distinta a lo que esperábamos
  5. Utilizando un montón de operaciones modales (deber, tener que, no deber, no poder) y no cuestionándolos nunca o utilizando muchos universales (todos, todo el mundo, nadie, nunca) sin admitir excepciones
  6. Generalizando a partir de un ejemplo
  7. Sirviéndonos de múltiples experiencias unilaterales y sin enfoque temporal como prueba de nuestras ideas
  8. Culpando de los fallos a las personas (sin olvidarse de uno mismo)
  9. Pensando en secuencias rectilíneas de causa y efecto
  10. No mostrando curiosidad por nada y no actualizando nunca nuestras creencias a la luz de la experiencia

Por el contrario, la forma de conseguir modelos mentales sistémicos sería:

  1. Admitiendo que nuestros propios modelos mentales son los mejores asesores con los que contamos en el presente y estando dispuestos a mejorarlos
  2. Teniendo un amplio abanico de intereses
  3. Estando cómodos con la ambigüedad
  4. Teniendo curiosidad por las experiencias que parezcan contradecir nuestros modelos mentales y prestándoles especial atención
  5. Previendo un horizonte temporal amplio para encontrar realimentación
  6. Ante un problema, teniendo en cuenta al mismo tiempo nuestras presuposiciones respecto a la situación y la situación en sí misma
  7. Viendo el sentido propio de las relaciones y los acontecimientos
  8. Buscando bucles y círculos de causa y efecto, en los que un efecto pueda ser la causa de otro efecto

Modificar nuestros modelos mentales genera cambios y simplemente es cuestión de actitud.

Me gustaría hacer mi pequeño homenaje a un hombre que nos enseñó con su ejemplo a pensar diferente.